Atención: los colores de tu logo son claves para la empresa

Hay un gran desconocimiento respecto al tema, algo que incluso yo desconocía hace un tiempo. En ocasiones, elegimos el color de nuestra empresa simplemente porque nos gusta ese color, tenemos una preferencia especial o nos recuerda a algo que nos hace felices. En este artículo, te avisamos de que los colores expresan sentimientos y de cómo afectan a tu empresa.

¿Importa tanto?

Y tanto que importa. Los colores reflejan o transmiten sentimientos o emociones, así que dependiendo del color que elijamos para nuestro logo, transmitiremos unas u otras. Esto es algo que ya dominan las gigantes del mercado, pero el pequeño comercio lo desconoce, y, naturalmente, nuestros lectores son, en su mayoría, pequeños empresarios.

¿De qué color debe ser el logo de mi empresa?

Dependiendo de lo que quieras transmitir al cliente, el color de tu logo debe ser uno u otro. La forma más sencilla de responder a esa pregunta es explicando los significados de cada uno de ellos.

Rojo. Expresa emoción, fuerza, energía, peligro, acción, pasión, entre otros. Se suele utilizar para atraer la atención del consumidor.

Naranja. Nos reporta cautela, diversión y juventud. Como es una mezcla de amarillo y rojo, expresa sentimientos de ambos colores.

Amarillo. Viene a significar alegría, positividad y felicidad, como también precaución. No es recomendable usarlo porque puede ser cansado de ver.

Verde. Significa salud, medio ambiente, vegetación, dinero. Si tu marca es ecológica o vende productos, tiene que ser verde sin duda, así lo hace Herbolife.

Azul. Representa la calma, la confianza, la tranquilidad. Los logos que usan el azul representan cosas distintas; lo que es concluyente, es que es un color bonito y relajado.

Morado. Viene a reflejar cosas distintas, desde nobleza hasta fantasía. No hay muchas marcas que lo escojan como color primario, pero da al logo un toque estiloso.

Conclusión

Como veis, cada color tiene su significado, aunque el mismo pueda representar cosas contradictorias. Esto nos sirve para saber qué color no queremos para nuestro logo, ya que, elegir un color de un logo para que represente pasión, pero a la vez representa peligro, no es muy concluyente.

Lo que sí que es concluyente es lo que se vea en el logo, aunque el color es indispensable para que el cliente se acuerde de la imagen de nuestra empresa, ya que lo primero que nuestro cerebro asimila es el color, más que le mensaje.